agradecimiento a nuestros padrinos

 

 

Gracias a nuestros padrinos de Velación, anillos, arras y lazo, sabemos que mas que nunca hoy en día es dificil encontrar parejas estables, allegadas a Dios y casadas por la religión católica. Gracias a Dios que entre nuestras amistades los tenemos a ustedes:


Padrinos de Velación

Miguel Angel Lerdo de Tejada Del Angel

Oliva Rocío Zacatelco Ramirez


Padrinos de Anillos

Rutilo Flores Vazquez

Francisca Almaraz


Padrinos de Arras

Leticia Flores Almaraz

Oscar


Padrinos de Lazo

Ramón Robledo Robledo

Amada Sanchez

 

Les agradecemos ser parte de nuestras vidas, nosotros como pareja tomamos la desición de que fueran nuestros padrinos por el hecho de ser especiales en nuestras vidas, ser personas ejemplaresen las buenas y en las malas, ser excelentes esposos y esposas, por la admiración y el amor que les tenemos. 

 

La vida en sus diferentes facetas, tiene sus altibajos, nosotros no hemos recorrido ese camino, pero hemos visto que ese camino, pase lo que pase, ustedes lo han recorrido juntos, como pareja y hasta ahora han superando las adversidades que la vida les ha puesto. Como pareja nueva, no sabemos lo que nos espera, pero ustedes han dejado esas huellas en la arena para que nosotros podamos seguir.

 

Como padrinos, han aceptado una gran responsabilidad y se los agradecemos, gracias por adoptarnos como ahijados y honrado con su presencia y su ser, no tenemos una verdadera forma de agradecerles, honrar sus vidas siguiendo su ejemplo, tratar de ser mejores seres humanos día a día y agradecer a Dios por cada experiencia vivida, por cada día de vida y el que sean parte de nuestras vidas.


Gracias.

El primer beso

El 1 de abril de 2007, al salir del cine, despues de ver una buena pelicula,mientras iban de la mano, se detuvieron en un lugar con una especie de escalón, donde ella se subió hacendo que la cabeza de el estubiera debajo de la de ella, debajo de un pequeño arbol que producia una leve sombra en ese dia soleado haciendo que los rayos del sol se entre filtraran hacia ellos, comenzó.

El mirando hacia arriba la veia a ella como un angel, radiante de luz, con ese halo alrededor de sus cabellos difuminando la luz del sol, el cerro los ojos y se puso en posición de besarla a ella, alzando su cabeza hacia ella, entonces...

Algo pasó por la mente de el... ¿Por que tarda tanto?, el estaba allí, con los ojos cerrados, sin pronunciar alguna palabra, viendo como los segundos se estiraban eternamente, su corazón ya comenzaba a acelerarse antes de que ella los tocara, el sintió un ligero toque, pero en vez de sentir sus labios, sintió unos dedos finos y tersos, revisando y tocando sus labios, era ella, aún decidiendo, tic toc, tic toc, din din, din din, -lo besaré o no lo besaré- ella mirando, lo veia y analizaba esos labios y ese rostro a medio ilumina por el baile de las hojas de ese arbol, danzando entre esas almas encontradas, mirandolos en un momento de eternidad.


Ella veía como su piel era tocada por los rayos de sol, al igual que ella tocaba sus labios, bajo ese espectador silencioso, animandola a escribir una nueva historia de amor, ese arbol cubriendo a estas dos almas se volvería testigo de una historia de amor forjada desde la eternidad.

Después de esa eternidad de segundos... pasó lo que el necesitaba, un beso silencioso, lleno de ternura, un beso que sellaría el principio de algo que hasta hoy sigue siendo algo eterno, intrinseco, llevandolos a los confines del infinito...

 

Ese beso que hoy en día recuerdan con alegría, ella juntó sus labios con los de el y ella sintió esa sensación de eternidad que el estaba sitiendo ya hace mucho, la eternidad de un beso suave y tierno de su alma gemela, ella supo que el jamás la dejaría ir y ambos, fundidos en un beso, sabian que esta historia de amor iba a ser para siempre...

 

Ese arbol, brindando su sombra, dejando pasar algunos rayos de sol, fue testigo del principio de algo que no tiene fin. El amor una vez mas triunfando ante la duda y el temor, creaba una nueva historia de amor, etrelazando a dos almas en la tierra, una vez mas, ambos renacian... en la eternidad de un beso.

Gracias Dios por darnos esta oportunidad de acercarnos a tí, a través de un beso.